Fisura y Fractura costal o en costillas

Fisura y Fractura costal o en costillas

¿Qué es una Fisura y Fractura costal o en costillas?

La fisura/ fractura costal o en las costillas normalmente se produce por un traumatismo directo en la zona, aplastamiento o rotura en la parrilla costal.

En este sentido, es importante aclarar la diferencia entre fractura y fisura.
Cuando hablamos de fractura, nos referimos a la discontinuidad que se forma entre dos extremos de un mismo hueso. Sin embargo, una fisura se refiere a una fractura de una parte del hueso pero sin provocar una separación total entre dos extremos.

Fisura y fractura costal o en costilas

Anatomía / Biomecánica

El cuerpo del ser humano se compone de 12 costillas a cada lado. Éstas se articulan por la parte posterior con las vértebras, y por la parte anterior con el esternón excepto las asternales y flotantes. Son huesos planos largos y curvos, que en su conjunto forman la caja torácica. Su función principal es proteger los órganos que están dentro de ésta.

Anatómicamente, se dividen en 3 grupos:

  • 7 Costillas esternales (verdaderas): son aquellas que articulan directamente a través de su propio cartílago costal con el esternón.
  • 3 Costillas asternales (falsas): son aquellas que se articulan indirectamente a través del cartílago de la séptima costilla.
  • 2 Costillas falsas: son aquellas que no se articulan con el esternón.

Diagnóstico de la Fisura y Fractura costal o en costillas

El síntoma principal es el dolor en la zona perjudicada. Este se suele acompañar de inflamación y hematoma externo o interno.
Esta sintomatología puede incrementarse durante la respiración presionando en la zona, con la movilidad del tronco y la espalda, y al toser o estornudar.

Si la fractura es múltiple, es decir, implica más de una costilla, puede causar una movilidad anómala de éstas dando lugar a una respiración paradójica (movimiento torácico anormal al respirar). También puede asociarse a una disnea que consiste en la dificultad respiratoria que se manifiesta como una sensación de falta de aire en los pulmones.

Fisura y fractura costal o en costilas

Normalmente, el relato del paciente es suficiente para determinar la existencia de fisura o rotura de las costillas. El diagnóstico final lo llevará a cabo el médico a través de una radiografía en la que se puedan apreciar las discontinuidades óseas. En el caso de no apreciarse fracturas en la imagen, se repetirá entre los 2-3 próximos días como control, ya que en la primera radiografía puede no presentar señales claras. Por otro lado, si se observan microruturas, debemos realizar una resonancia magnética para descartar posibles edemas óseos eventuales.

Por último, es importante descartar la presencia de un neumotórax asociado a la fractura costal (escapes de aire del pulmón).

Tratamiento de la Fisura y Fractura costal o en costillas

El comienzo del tratamiento se basa en el reposo y suele colocarse un vendaje de sostén y contención, siempre sin limitar los movimientos torácicos ni obstaculizar la respiración y con el fin de que los movimientos costales no sean tan dolorosos.
Esta situación se mantendrá durante el tiempo de consolidación, unas 3-6 semanas. A lo largo de este periodo podemos realizar fisioterapia respiratoria para evitar el cúmulo secreciones y recuperar la capacidad pulmonar. En las sesiones realizaremos movilizaciones de las extremidades superiores, siempre con cuidado de no desencadenar dolor en la caja torácica.

Una vez el hueso haya consolidado por completo, podemos comenzar a tratar la zona lesionada. Relajaremos y estimularemos la musculatura adyacente como el diafragma y realizaremos ejercicios activo-asistidos para ganar mayor expansión torácica y mayor capacidad pulmonar. Asimismo, guiaremos al paciente mediante estímulos para que conozca que zonas debe expandir y proporcionaremos pautas sobre cómo realizar la inspiración y espiración, y cuántas veces realizar estas acciones. Por último, se fijará una tabla para trabajar en casa.

El paciente también deberá realizar ejercicios tanto de movilidad de tronco como de la columna en sus diferentes segmentos, ya que después del tiempo de inmovilización todas estas estructuras necesitan también de su recuperación.

No hay comentarios

Escribe un comentario

¿Hablamos?