Hombro Congelado o Capsulitis Retractil

Hombro Congelado o Capsulitis Retractil

¿Qué es el Hombro Congelado o Capsulitis Retractil?

El hombro congelado, también conocido como capsulitis adhesiva, se trata de una patología que genera en el paciente dolor y limitación de movilidad. Suele afectar fundamentalmente a mujeres y la incidencia es mayor en el hombro no dominante. Su origen es desconocido aunque se estima que existe relación con periodos de inmovilidad, diabetes o enfermedades autoinmunes.

La capsulitis adhesiva se puede clasificar en tres fases diferenciadas según los síntomas que genera en el paciente.

  • La fase inicial o painful phase se caracteriza por la sinovitis, engrosamiento de la cápsula y por tanto la disminución del espacio articular y del volumen del líquido sinovial.
  • Tras esta fase comienza lo que se conoce como fase de congelación o freezing phase donde la fibrosis de la capsula se acentúa y se produce el engrosamiento de los tendones del manguito rotador.
  • Durante la tercera y última fase denominada “de descongelación” el paciente es capaz de aumentar el rango de movimiento en ausencia de dolor.

Capsulitis retractil

Anatomía / Biomecánica

Para abordar la patología y fundamentar nuestro tratamiento, debemos conocer las estructuras que intervienen en el movimiento del hombro y cuáles de ellas pueden estar afectadas.
El hombro es una articulación de tipo esferoidea que une el humero a la escápula en un espacio de ésta conocido como cavidad glenoidea. Además de estas dos superficies óseas recubiertas por sus cartílagos propios, cuenta con:

  • Rodete glenoideo: un anillo fibrocartilaginoso que tiene la función de aumentar la conexión entre las dos superficies articulares.
  • Cápsula articular: un manguito de tejido fibroso laxo que permite la separación entre ambas superficies articulares.

Además la articulación cuenta con ligamentos y músculos que actúan activamente en la estabilidad de la articulación.

Diagnóstico del Hombro Congelado o Capsulitis Retractil

Durante las dos primeras fases será frecuente que el paciente vea disminuida la movilidad de la articulación tanto en movimientos activos como pasivos y, de forma más acentuada, en abducción y rotación externa. Otro síntoma es la rigidez, sobre todo en los últimos grados de movimiento de la articulación.

A menudo el paciente refiere dificultad para dormir sobre todo si lo hace apoyado en el lado afecto.
Dificultad para realizar actividades de la vida cotidiana que requieren una motricidad fina (abrocharse botones o cremalleras) y sobre todo tareas que se realizan por encima de la altura del hombro.

Hombro Congelado

Tratamiento del Hombro Congelado o Capsulitis Retractil

En una fase inicial, nuestro objetivo principal será reducir la inflamación y el dolor a la par que tratamos de aumentar el rango de movilidad no doloroso para el paciente. Para ello, abordaremos la patología con hielo, reduciendo y modificando la actividad desencadenante del dolor.
El paciente comenzará realizando ejercicios muy básicos de forma autopasiva con el objetivo de movilizar la articulación y aumentar el espacio articular.

En función de la progresión que vaya logrando, se podrán ir incorporando otros ejercicios más complejos con el objetivo de mejorar la fuerza del manguito rotador y los estabilizadores del hombro.

No hay comentarios

Escribe un comentario

¿Hablamos?
Pedir cita