/
 

Lesiones más frecuentes de los corredores: ¿cuáles son y cómo evitarlas?

Salir a correr se ha convertido en una práctica deportiva muy común debido principalmente a los beneficios que presenta: el running fortalece el sistema inmunológico, la capacidad de la respiración, aumenta la sensación de bienestar y libera hormonas que combaten la depresión. Existen muchas y variadas lesiones que aparecen con la práctica de running, pues se trata de una actividad que implica someter al cuerpo a una gran carga y estrés mecánico. En este post hablamos de las lesiones más frecuentes en corredores.

Lesiones más frecuentes de los corredores_ ¿cuáles son y cómo evitarlas_

Lesiones más comunes en el running

El running ha ganado muchos adeptos, posiblemente porque no  se necesitan grandes complementos para su práctica y simplemente con unas zapatillas y ropa deportiva es suficiente. Hombres y mujeres de todas las edades se lanzan a correr a veces sin demasiada costumbre de practicar ejercicio de manera regular. Son cada vez más frecuentes la presencia de corredores en clínicas de fisioterapia para el tratamiento de los síntomas a los que se exponen los mismos, por lo que es importante conocer cuáles son las lesiones a las que se exponen los corredores y las características de cada una de ellas.

Síndrome fémoro-patelar en el deportista

El dolor detrás y alrededor de la rótula de la rodilla, llamado científicamente el síndrome fémoro-patelar es el síndrome más frecuente en los maratonianos. Esta patología aparece después de una sobrecarga de la rodilla y está ocasionado por todas las actividades que comportan repeticiones de flexión de la rodilla como squats, escaleras, cuestas…

Lesiones más comunes en el running

Dolor de rodilla al correr: síndrome de la cintilla iliotibial

El síndrome de la banda o cintilla iliotibial, se conoce también como la ‘rodilla del corredor’, y es otra lesión muy común entre los deportistas.En esta lesión típica del corredor se produce una inflamación de la banda o cintilla iliotibial, una “banda” de tejido que va desde la zona superior de las caderas hasta la zona más externa del muslo, atravesando la zona externa de la rodilla y la parte superior de la tibia. Se trata de una conexión entre los músculos de la cadera y la rodilla, cuya misión es estabilizar la articulación de la rodilla durante las pisadas.

Al correr, se realiza una flexión de la rodilla de tal manera que la cintilla se atrasa y adelanta con respecto al cóndilo externo.

Con esta lesión, el corredor presencia un dolor progresivo en la cintilla iliotibial, el cual se intensifica al correr cuesta abajo y a un ritmo lento, incluso puede llegar a presenciar dolor al andar, bajar y subir escaleras.

Tendinopatía rotuliana en el running

La tendinopatía rotuliana es una de las lesiones que afecta a la rodilla de muchísimos corredores. La sobrecarga de trabajo como puede ser las tiradas largas de kilómetros que realizan los corredores y el impacto contra el suelo de la articulación de la rodilla hacen que el tendón pueda inflamarse y se produzca así la tendinopatía rotualiana.

Los dolores de esta lesión pueden llegar a persistir algunas semanas, de manera que el tendón desarrolle una fibrosis (degeneración parcial) y se fragilice.

Cómo prevenir las lesiones del running

Fascitis plantar en los corredores

La fascitis plantar consiste en la inflamación de la parte inferior del pie. Los corredores describen los síntomas con la aparición de un pinchazo agudo e intenso en la base del talón, de manera que es muy desagradable, como si de pisar un clavo se tratase.

Las causas de la fascitis plantar en corredores pueden ser varias, desde el sobreentrenamiento hasta el desgaste de las zapatillas elegidas para la práctica de este deporte, por lo que puede aparecer por una mala elección del calzado en función del tipo de pisada. Por eso, es importante considerar que las personas que tienden a una pronación excesiva en su técnica de carrera suelen ser más propensas a padecer este tipo de lesión.

¿Cómo prevenir las lesiones del running?

Calentar bien realizando unos ejercicios ligeros ayudan a eliminar el ácido úrico y ayuda a prevenir lesiones y dolores musculares y de ligamentos. El calentamiento debería ir seguido de estiramientos y algunos ejercicios específicos para correr, de forma que se da tiempo al cuerpo para prepararse física y mentalmente para el running.

También es importante seleccionar un par de zapatillas que se ajusten bien al pie y al estilo de carrera, puesto que estas ayudan a amortiguar el impacto de correr sobre sus pies y extremidades inferiores para ayudar a protegerlos.

Dolor de rodilla al correr_ síndrome de la cintilla iliotibialTambién resulta fundamental escuchar al propio cuerpo incluyendo días de descanso según sea necesario y controlando cualquier signo de lesión. El dolor es un indicador de lesión real o potencial y si se ignora puede derivar en lesiones más graves.

¡Sigue estos consejos y previene las lesiones más comunes del running! La práctica de running debe ser totalmente segura y motivadora, por lo que si presentas alguna lesión derivada de la práctica deportiva, no dudes en pedir cita con nuestros expertos en fisioterapia y rehabilitación deportiva en Madrid.

No hay comentarios

Escribe un comentario

1º consulta gratuita