/
 

La neuralgia de Arnold, ¿en qué consiste y cómo se manifiesta?

La neuralgia de Arnold, ¿en qué consiste y cómo se manifiesta?

La neuralgia de Arnold, a menudo, se suele confundir con cefaleas o migrañas, por la similitud de su sintomatología, pero ambas son afecciones totalmente distintas, pues esta puede llegar a incapacitar a la persona que la padece. En este post hablamos sobre qué es la neuralgia de Arnold, sus síntomas y causas más frecuentes, y el tratamiento fisioterapéutico más recomendado para ella.

¿Qué es la neuralgia de Arnold?

La neuralgia de Arnold se trata de una afección caracterizada por la aparición de un dolor en el nervio occipital. Este, a su vez, se encuentra dividido en tres ramas: el nervio occipital mayor, el occipital menor y el tercer occipital. Dichos nervios parten desde las ramas dorsales C2 y C3 y de las ventrales C2.

En el 90% de los casos, es el resultado en el nervio occipital mayor.

Síntomas de la neuralgia occipital

Los síntomas y signos de la neuralgia de Arnold más destacados son:

  • Dolores en la parte posterior de la cabeza, que pueden irradiarse hasta los ojos.
  • Sensibilidad a la luz y sonidos.
  • Restricciones en la movilidad de la cabeza y el cuello.
  • Sensibilidad a la presión en las áreas inervadas.
  • Sensibilidad al tacto del cuero cabelludo.

Además, la neuralgia occipital puede provocar sensación de mareo, aturdimiento, inestabilidad o incluso náuseas.

Toda la sintomatología mencionada puede llegar a confundirse con las migrañas y cefaleas.

¿Cuánto puede durar una neuralgia occipital?

Esta sintomatología puede aparecer por unos minutos, e incluso se puede prolongar hasta días. Comienza de manera unilateral que, a medida que avanza, se va haciendo más crónico, llegándose a extender de forma bilateral.

Por qué se produce la neuralgia de Arnold¿Por qué se produce la neuralgia de Arnold?

En la mayoría de los casos, la neuralgia de Arnold aparece de manera espontánea, siendo más frecuente su aparición en personas expuestas a actividades que generan estrés, lo que se traduce en una rigidez de la musculatura que se ubica en la zona del cuello.

Como otras de las causas por las que aparece esta enfermedad vienen vinculadas con patologías como  la artritis o lesiones graves, como pueden ser los traumatismos en la parte posterior de la cabeza, como podría ser la nuca.

Otras causas son de carácter degenerativo, como la presencia de enfermedades en el disco cervical y afecciones en la columna cervical, artrosis y osteoartritis.

Por otro lado, las personas que sufren migraña son más propensas a contar con ataques de neuralgia de Arnold, puesto que los dolores que estas provocan, pueden causar una inflamación de los nervios occipitales.

Fisioterapia para el tratamiento de la neuralgia de Arnold

En la mayor parte de los casos, el objetivo para el tratamiento de esta patología es reducir y eliminar el dolor del paciente.

Mediante la aplicación de calor, ya sea seco, húmedo o la combinación de ambos, se consigue aliviar la sintomatología que aparece con la presencia de una neuralgia de Arnold.

La fisioterapia ayudará a la desaparición de los síntomas de la neuralgia de occipital.

Fisioterapia para el tratamiento de la neuralgia de ArnoldEl empleo de la radiación infrarroja en fisioterapia ayudará a bajar el tono de la musculatura occipital y de los trapecios.

La masoterapia también se enfocará en la liberación de los puntos gatillo. La punción seca es otra de las técnicas fisioterapéuticas para el tratamiento y eliminación de los puntos gatillo.

Otra de las técnicas utilizadas para el tratamiento de la neuralgia de Arnold es la fibrolisis diacutánea en la zona occipital, una vez que la musculatura se encuentre relajada.

Con la tracción cervical se liberará el atrapamiento que presenta el nervio y separándose las carillas articulares.

Consejos para prevenir la neuralgia occipital

Es importante prestar atención a las posturas inadecuadas, como pasar largos periodos de tiempo con la cabeza orientada hacia arriba durante el uso del ordenador. Este hecho provoca una compresión del nervio y acortamientos de los músculos suboccipitales y de la nuca.

Por otro lado, el estrés favorece la aparición de hombros ascendidos, por lo que la musculatura del cuello se encuentra sometida a una sobrecarga importante, provocando la presencia de puntos gatillos y contracturas en la zona.

No dormir boca abajo, no llamar por teléfono manteniendo el mismo con el hombro y no alternar el bolso en los hombros son algunos de los hábitos que se recomiendan para prevenir la neuralgia occipital.

Se recomienda realizar estiramientos cervicales diariamente, mejorando de esta forma el tono de la musculatura relacionada con la columna cervical.

Cuidar la higiene postural es otro de los aspectos que se deben considerare para prevenir la neuralgia de Arnold.

Desde Rekovery Clinic queremos brindarte las técnicas más innovadoras que te ayudarán al tratamiento del dolor generado por la neuralgia de Arnold. Porque sabemos que la tecnología avanzada a pasos agigantados y nosotros no nos quedamos atrás. Pide cita con nuestros expertos en fisioterapia en Madrid y benefíciate de la primera consulta gratuita.

No hay comentarios

Escribe un comentario

1º consulta gratuita