Rotura fibrilar de aductores

Rotura fibrilar de aductores

Los abductores son los músculos responsables de algunos de los movimientos de las piernas. Una de las lesiones más habituales es la rotura fibrilar, es importante detectarla a tiempo para aplicar el tratamiento adecuado que permita al paciente recuperar su actividad habitual.

¿Qué son los aductores y dónde se localizan?

Los aductores son los músculos encargados de movimientos de aducción, se localizan en la parte interna de los músculos y su principal función es la de cerrar las piernas. Al tratarse de músculos antagonistas, también son los responsables de la elevación lateral de la pierna.  

Los aductores tienen gran importancia en el cuerpo humano e influyen en movimientos y actividades de la vida cotidiana, además de intervenir en la estabilidad y favorecer la estabilidad y la potencia. 

Dentro de los mismos, se pueden diferenciar tres tipos de aductores: en primer lugar, el aductor mayor, que transcurre desde el borde externo de la rama isquiopubiana insertándose a lo largo de la parte medial del fémur. En segundo lugar, el aductor corto, que se sitúa delante del aductor mayor y se prolonga desde el pubis hasta el borde interno del fémur. Y, por último, el aductor largo, localizado delante del aductor corto, entre el pubis y el borde interno del fémur.  

¿Qué es una rotura fibrilar de aductores? 

Una de las lesiones más comunes de los aductores es la rotura fibrilar o rotura de fibras, que se produce por un desgarro de los tejidos de los músculos aductores, normalmente provocado por un sobre estiramiento de los mismos. Éste puede producir roturas en fibras nerviosas o vasos sanguíneos, provocando dolor agudo. 

Causas de la rotura fibrilar de aductores 

Este tipo de lesiones son, especialmente, comunes en deportistas y, como se ha explicado, las roturas fibrilares suelen estar relacionadas con un estiramiento excesivo de los músculos, así como con sobrecargas o tensión excesiva sobre los mismos. 

En otros casos, las causas de la rotura fibrilar pueden estar relacionadas con traumatismos o movimientos bruscos que supongan posiciones forzadas para los aductores. Así como un sobre entrenamiento. Existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir una rotura fibrilar, por ejemplo, la mala circulación sanguínea, el sedentarismo o la malnutrición, entre otros. Así como, enfermedades metabólicas como la diabetes. 

Tipos de rotura fibrilar de aductores 

En función de las características que presente la rotura fibrilar del paciente, se diferencian distintos grados o tipos de roturas fibrilar de aductor. En primer lugar, la lesión de grado 1. Se trata de una lesión leve cuya recuperación no supera las dos semanas. En el caso de la rotura fibrilar de grado 2, pueden aparecer hematomas y el tiempo de recuperación es un poco más largo, pudiendo alcanzar las tres semanas de duración. 

Por último, la lesión de grado 3 es la más grave, ya que existe un desgarro completo de las fibras del músculo. En algunos casos requieren una intervención quirúrgica y la recuperación puede alargarse hasta ocho semanas.  

Síntomas de la rotura fibrilar de aductores 

Los síntomas de la rotura fibrilar de aductores varían en función de cada paciente. Sin embargo, el paciente suele manifestar dolor agudo, que puede irradiarse a otras zonas de la pierna, así como, dolor al contraer o relajar el músculo. 

En algunos casos, el paciente puede presentar inflamación en la zona o hematomas. Es habitual que presente inmovilidad o rigidez en la pierna afectada por la rotura de fibras. 

Diagnóstico de la rotura fibrilar de aductores 

Una vez que el paciente acude al especialista manifestando alguno de los síntomas mencionados anteriormente, en primer lugar, se llevará a cabo una palpación física que permita conocer los puntos en los que el paciente manifiesta mayor grado de dolor. 

En muchos casos, es necesario realizar pruebas de imagen complementarias, que información más completa sobre la localización y el alcance de la rotura fibrilar. Por ejemplo, radiografías, ecografías o resonancias magnéticas. 

Tratamiento de la rotura fibrilar de aductores 

En función de las características que presente la lesión del paciente, el tratamiento pautado podrá variar. No obstante, en primer lugar, se recomendará reposo y aplicación de hielo con el objetivo de aliviar el dolor del paciente. En estos casos, puede ser prescrito un tratamiento a base de antiinflamatorios.  

En las roturas fibrilares de aductor, puede ofrecer muy buenos resultados la aplicación de un vendaje compresivo, que ayude a contener la zona. En los casos más severos, en los que la lesión afecte a la calidad de vida del paciente, existe la posibilidad de que el paciente pueda someterse a una cirugía. 

Fisioterapia para la rotura fibrilar de aductores 

Uno de los tratamientos que mejores resultados aporta en casos de rotura fibrilar de aductores es la fisioterapia, siempre llevada a cabo por un fisioterapeuta especializado. En primer lugar, se llevará a cabo una valoración de la lesión del paciente y se llevarán a cabo diferentes técnicas para recuperar la movilidad y fortalecer la musculatura. 

Una vez la lesión haya progresado de forma adecuada, se pautarán diferentes ejercicios rehabilitadores, con los que el paciente podrá recuperar la movilidad completa y recuperar de forma progresiva su actividad habitual. 

Prevenir la rotura fibrilar de aductores 

En muchos casos esta lesión es inevitable, sin embargo, existen ciertas pautas que pueden ayudar a prevenir la aparición de la rotura fibrilar de aductores. En primer lugar, adquiere especial importancia el estiramiento antes y después de la actividad deportiva. Además, es recomendable no sobre entrenar los músculos, con el objetivo de evitar la fatiga muscular. 

Por último, se recomienda utilizar calzado de buena calidad durante el ejercicio y evitar superficies duras o irregulares, así como deportes que supongan impacto excesivo. 

Como se ha visto, es importante tener en cuenta ciertas pautas para evitar, en la medida de lo posible, roturas de fibras de aductores. Ante la aparición de dolor o inmovilidad, se debe acudir a un especialista con el objetivo de evitar la cronificación de la lesión.  

10 Comentarios
  • Maikel
    Publicado 01:58h, 25 abril Responder

    Buenas, hace dos meses senti un tiron en la ingle, tras dos semanas el dolor se me paso y continue haciendo ejercicio, despues de volver al ejercicio el dolor me volvio y desde entonces no he vuelto a la actividad deportiva. Estoy preocupado porque el dolor parece que sigue con la misma intensidad y no noto mejoria.

    • Rekovery Clinic
      Publicado 13:36h, 27 abril Responder

      Hola Maikel,
      Gracias por leernos 🙂

      Las sobrecargas musculares mal curadas pueden desencadenar roturas o lesiones bastante dolorosas si no se deja descansar a los músculos… Si el dolor persiste, lo mejor es que acudas a un especialista para confirmar si hay una lesión o no. En nuestra clínica contamos con una primera consulta gratuíta de la que puedes disfrutar cuando quieras, concertándola a través de nuestra web (https://rekoveryclinic.com/cita/).

      Un saludo y ¡nos vemos pronto!

  • Alex
    Publicado 03:04h, 11 junio Responder

    Hola, mi caso es el siguiente:
    Ahora mismo (por ejemplo) no tengo ningún tipo de molestia, y al hacer deporte (en mi caso futbol) a medida que voy jugando me empieza a doler hasta no poder seguir. Después pasan un par de días o tres y me ocurre lo mismo, no me duele al principio pero después aparecen el dolor.
    Espero que me resolvais la duda. Gracias.

    • Rekovery Clinic
      Publicado 10:07h, 11 junio Responder

      Hola Alex,

      Gracias por leer y comentar en nuestro blog.

      No nos queda muy claro que parte es en la que sufres la dolencia concretamente. Si el dolor aparece solamente cuando estás haciendo actividades físicas intensas, es posible que sufras una sobrecarga o incluso alguna fisura. Lo mejor es que acudas a tu especialista para obtener un diagnóstico más concreto y poder así tratarlo.

      Un saludo

  • Carlos
    Publicado 16:58h, 16 junio Responder

    Buenas, mi molestia generalmente viene de realizar una basculación rápida lateral para lanzarme al balón o buscar una colocación mejor( Soy portero). He sufrido recientemente y de hecho apenas ya tengo molestias de pubalgia.
    Por lo que suelo tener la zona del aductor cargado de forma habitual , y con dolores que me van hasta el culo cuando realizó los movimientos laterales indicados( parte principal del problema que quiero solucionar). Que podría hacer llevo tiempo así, como mucho corro y hago algunos abdominales hipopresivos.
    Gracias.

    • Rekovery Clinic
      Publicado 11:16h, 18 junio Responder

      Hola Carlos,

      Por lo que nos comentas y con varios focos de dolor, lo mejor será que acudas a un especialista para saber si, primero, la pubalgia está totalmente recuperada y, segundo, si necesitas tratamiento fisioterapéutico para reducir dichos dolores.

      Si lo deseas, puedes pedir cita en nuestra clínica de la zona de Cuzco y nuestros especialistas te recomendarán el mejor tratamiento de rehabilitación. Puedes pedir cita a través de este enlace: https://rekoveryclinic.com/cita/

      Un saludo!

  • Roger chantak
    Publicado 02:56h, 06 agosto Responder

    Buenas noches le hablo desde colombia hace ya mas de dos meses vego sufriendo de un dolor en la ingle derecha q se esparce aveces por la pierna y m proboca incluso inchazon en la zona pelvica ddrecha. Por un mal diagnostico medico y unos examenes de mi entidad de salud m dijeron q tenia un pequeño hidrocele y varicocele. En el trsticulo derecho. Me hice ver de un medico privado especialista urologo me hice nueva mente los examenes medico ecografia intestinal cln dopler y ecografia abdominal pelbica . Descartanto hidrocele y varicocele. Y por el contrario se m encontro un desgarre en los aductores derechos despues de casi dos meses imedio. Mi pregunta ddspues de haber pasado tanto tiempo cual es el mekor tratamiento o terapia fisica puedo hacer . Gracias

    • Rekovery Clinic
      Publicado 12:42h, 11 agosto Responder

      ¡Hola Roger! Lo mejor que puedes hacer es acudir a una clínica de fisioterapia de confianza que tengas cerca y llevarles las pruebas y que ellos te valoren en persona para ponerte el mejor tratamiento adaptado a tus necesidades, esperamos que pronto vuelvas a estar al 100%. ¡Un saludo desde Madrid!

  • Christian Droguett Massone
    Publicado 18:12h, 08 septiembre Responder

    Me diagnosticaron lo siguiente:

    Desinserción completa del origen de los aductores largo y corto izquierdos. Leve edema e incipiente infiltración adiposa de estos vientres musculares.
    Cambios degenerativos difusos del labrum con rotura-desinserción antero superior.

    • Rekovery Clinic
      Publicado 11:16h, 15 septiembre Responder

      Buenos días, Christian

      Lo mejor es que acudas a tu traumatólogo para que realice un diagnóstico completo de tu lesión y diseñe tu rehabilitación.

      ¡Un saludo!

Escribe un comentario

1º consulta gratuita