Tendinitis calcificante en el hombro. ¿Qué es y cómo se cura?

Tendinitis calcificante en el hombro. ¿Qué es y cómo se cura?

La tendinitis calcificante es una de las causas más comunes de dolor intenso en el hombro. Aunque suele darse en el brazo dominante, es posible que aparezca en ambos. Ocurre sobre todo en personas entre 40 y 50 años y es algo más habitual en mujeres.

Causas de las calcificaciones en el hombro

La tendinitis calcificante está formada por la acumulación de pequeños cristales de calcio en los tendones. En el 65% de las veces ocurre en el supraespinoso del hombro, aunque también puede darse en el infraespinoso o raramente en el subescapular.   El calcio provoca la inflamación del tendón, lo que puede desembocar en dolor agudo.

No se sabe, a ciencia cierta, el porqué se producen estos depósitos de calcio, aunque hay hipótesis que consideran la genética, degeneración celular, microlesiones por repetición de movimiento o alteraciones metabólicas.

Tratamiento de las calcificaciones en el hombro¿Cuáles son los síntomas de las calcificaciones en el hombro?

El dolor en el hombro es el síntoma más significativo. Puede llegar a ser muy intenso y altamente incapacitante, lo que lleva a noches sin dormir y bajas laborales.

La tendinitis calcificante también puede producir la reducción de la movilidad del hombro, aunque en ocasiones se produce de manera asintomática, y se descubre su existencia de manera casual, al hacer pruebas para  alguna otra patología.

Fases de la tendinitis calcificante en el hombro

Las etapas de las calcificaciones en el hombro son varias:

  • Fase formativa.

Dura entre uno y seis años, en esta fase de formación de los depósitos de calcio no hay síntomas o, si hay dolor, es muy moderado.

  • Fase reabsortiva

Momento en el que suele aparecer el dolor intenso en el hombro ya que el calcio se libera en el interior de la articulación, lo que produce una gran irritación.

  • Fase de reposo.

El calcio permanece estable. No se forman nuevos depósitos ni tampoco se liberan. No suele  haber dolor, aunque la calcificación sigue existiendo.

Los brotes de tendinitis coinciden con el dolor agudo, y  las fases se alternan entre ellas. En ocasiones, entre unos episodios y otros el dolor no desaparece del todo.

Diagnóstico de la tendinitis calcificante

La mayoría de las ocasiones, la gente acude al especialista porque sienten un dolor muy intenso en la zona del hombro al que no encuentran explicación, ya que no ha habido trauma ni movimientos forzados.

La exploración manual puede ser dolorosa y, por ello, a veces se desaconseja. La mejor manera de comprobar un diagnóstico de tendinitis es mediante una radiografía, ya que se pueden observar los depósitos de calcio.

Causas de las calcificaciones en el hombroTratamiento de las calcificaciones en el hombro

La mayoría de los casos de calcificaciones en el hombro acaban desapareciendo por sí mismos, así que los pacientes que no sienten dolor, no necesitan tratamiento.

Normalmente, la tendinitis calcificante  se trata con analgésicos e incluso narcóticos. Habitualmente el dolor cesa por sí solo a los pocos días. Si esto no ocurre es posible recurrir a infiltraciones con analgésicos locales para la tendinitis, a veces  combinados con corticoides.

También ayuda aplicar frío, dos o tres veces al día durante unos cinco minutos. La fisioterapia en la tendinitis resulta útil para recuperar la movilidad.

Hay que tener en cuenta que los sedimentos de calcio pueden tener diferentes tamaños. Si son grandes (más de un centímetro), el pronóstico es más complicado.

¿Qué medicación tomar para la tendinitis calcificante?

Para remediar el dolor del hombro, el tratamiento para la tendinitis comienza con el uso de inflamatorios no esteroideos, hasta que la fase más aguda, la fase de reabsorción, llega a su fin.

En ocasiones, el dolor se cronifica y no llega a desaparecer del todo entre las fases. En estos casos, la fisioterapia es de gran utilidad. También puede que el especialista recurra a tratamientos como ultrasonidos, magnetoterapia, onda corta, masajes, ondas de choque o punciones.

¿Existen tratamientos naturales para la calcificación del tendón?

No se conoce con exactitud la causa, lo que complica encontrar tratamientos naturales para las calcificaciones en el hombro. 

Una dieta equilibrada con alto contenido en vitaminas y magnesio es fundamental para la salud de nuestros tendones. Asimismo, existen algunas hierbas con propiedades antiinflamatorias que podrían ayudar, como la salvia o la equinácea.

Es importante acudir a un médico especializado si sentimos dolor en el hombro, sobre todo si no conocemos su causa.

¿Ayuda la fisioterapia en la tendinitis calcificante?

Es una gran idea acudir a la fisioterapia para el tratamiento de las calcificaciones. Es importante mantener el movimiento de la zona afectada con los ejercicios adecuados, con el fin de mantener unos tendones y músculos flexibles para aumentar el flujo sanguíneo en la zona afectada.

Cirugía para la tendinitis calcificante_Gracias a la fisioterapia podemos evitar que el dolor se cronifique y recuperamos el movimiento de la zona. Por ello es importante acudir a un profesional de confianza ante los primeros síntomas.

Cirugía para la tendinitis calcificante

Lo habitual es que las calcificaciones del hombro se absorban por sí mismas, aunque si no reacciona a los tratamientos menos invasivos y el dolor se cronifica, es posible recurrir a la cirugía para tratar la tendinitis calcificante  en el hombro.

En este caso, se limpian los tejidos mediante cirugía artroscópica.

¿Se pueden prevenir las calcificaciones en el hombro?

La alimentación es fundamental para que el organismo funcione de manera adecuada. Si ya has tenido un episodio de calcificación, es probable que se vuelvan a repetir, así que, si notas problemas digestivos, revisa tu alimentación para poder prevenir futuras crisis.

Por otro lado, si realizas ejercicio evita los sobreesfuerzos.

La tendinitis calcificante es una causa habitual de dolor agudo en el hombro. Es importante acudir a tu centro de salud de confianza  lo antes posible para recibir un diagnóstico adecuado y recibir tratamiento, ya sea medicación, fisioterapia o, posiblemente, una combinación de ambos.

 

No hay comentarios

Escribe un comentario

1º consulta gratuita