Rodilla

Ligamentos y meniscos

Contacto y horarios

De Lunes a Viernes de 8.00 a 21.30 horas.

Ligamento cruzado anterior de rodilla

Qué es, síntomas, causas, tratamientos y precauciones

¿Qué es la rotura de ligamento cruzado anterior de rodilla?

La lesión del ligamento cruzado anterior es una lesión común en el deporte, que conlleva un largo periodo de recuperación y una disminución de la calidad de vida. Tanto las deficiencias del ligamento cruzado anterior como las reconstrucciones del LCA tienen, a posteriori, un mayor riesgo de lesiones asociadas: desgarros de los meniscos y aparición temprana de osteoartritis.

La incidencia de lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) es elevada especialmente en jóvenes deportistas.

La forma de diagnosticar la lesión es mediante una buena anamnesis, recordando el momento de la lesión y como se produjo. Exploración y palpación si hay liquido se puede extraer viendo si hay sangre en él. Pruebas de estabilidad como el Lachman, cajón anterior, pivot shift, KT 1000. Y con pruebas de imagen como una resonancia, mejor pasados unos días una vez haya bajado la inflamación para que se vean bien todas las estructuras.

¿Cuáles son los síntomas de la rotura de ligamento cruzado anterior de rodilla?

Los síntomas mas comunes son:

  • Se siente un chasquido en el interior de la rodilla.
  • Aparece inflamación.
  • Dificultad para apoyar la extremidad lesionada.
  • Tendencia a mantenerla en semiflexión.
  • Sensación de inestabilidad.
  • Impotencia funcional a la marcha.

Causas principales de la rotura de ligamento cruzado anterior de rodilla

Los mecanismos lesionales pueden ser de 2 tipos, con y sin contacto:

Contacto: Golpe en la cara lateral externa de la rodilla, con el pie apoyado y la rodilla en semiflexión. Esto produce un valgo forzado y rotación externa de la rodilla. Puede estar asociada también la rotura del menisco y del ligamento lateral interno.

Sin contacto: ocurre en deportistas durante la carrera o el salto, cuando frenan o cambian bruscamente su dirección mientras la pierna sigue fija en el suelo, forzando la rotación lateral o la torsión en valgo de la rodilla. Una hiperextensión forzada de rodilla.

Hay factores de riesgo que también pueden predisponer a la rotura del ligamento. Estos factores pueden ser externos o internos:

Internos: Alineación del ángulo Q de la rodilla. Alteración del control neuromuscular y desequilibrio de la fuerza de cuádriceps con respecto a los isquiotibiales.

Externos: Condiciones meteorológicas. Calzado y superficie.

Mejores tratamientos para la rotura de ligamento cruzado anterior de rodilla

No todas las roturas del LCA son susceptibles de ser operadas. Esto dependerá de si la rotura es total o parcial, del estado de forma del deportista y el calendario de competición, y por encima de todo de las sensaciones y la estabilidad que tenga esa rodilla.

Hay varios tipos de cirugía:

  • Plastia autóloga, que proviene del mismo paciente (HTH, semitendinoso…)
  • Aloinjerto, o plastia de cadáver.

En el tratamiento fisioterápico se diferencian varias etapas:

  • Postoperatoria: Hielo varias veces al día para ayudar a bajar la inflamación. Contracciones de cuádriceps mientras tenemos los drenajes para que salga el mayor líquido posible. Movilizaciones en flexo-extensión para ganar rango articular. Muy importante no perder la extensión completa de la rodilla.
  • Antiinflamatoria y movilidad: Cuidado de la cicatriz, movilizándola e hidratando bien la zona. Reeducar la marcha con muletas e ir retirándolas a partir de la tercera semana. Movilización en flexo-extensión y de rótula. Meter poco a poco, según tolerancia del paciente, trabajo de glúteo y glúteo medio, gemelos, vasto interno e isquiotibiales.
  • Movilidad y fuerza: Se van introduciendo ejercicios de fuerza a baja velocidad que se irá incrementando al igual que las resistencias.
  • Fortalecimiento y propiocepción: Ejercicios de fuerza máxima y de propiocepción. Se introduce la carrera a partir de los 3 meses y medio.
  • Readaptación: Comienzo del trabajo de campo y ejercicios específicos del deporte que se realice, acumulando trabajo y buenas sensaciones día a día.

Deportes susceptibles de rotura de ligamento cruzado anterior de rodilla

Todos los deportes de contacto, futbol, rugby, balonmano, baloncesto. También es muy frecuente en el esquí y en deportes con cambios bruscos de dirección como el padel o tenis.

ligamento-cruzado-anterior-tratamiento-del-dolor-y-recuperacion-con-fisioterapia-en-madrid

Clínica de fisioterapia para rehabilitación de rodilla en Madrid

Te asesoramos y realizamos las mejores técnicas para una recuperación 100% eficaz.

Modernas Instalaciones

instalaciones-en-el-mejor-centro-de-fisioterapia-y-rehabilitacion-deportiva-en-madrid

Grandes Profesionales

Equipo Rekovery Clinic

Última Tecnología

la-mejor-tecnologia-en-fisioterapia-y-rehabilitacion-deportiva-en-madrid

Visita el Blog

lee-las-ultimas-novedades-en-rehabilitacion-deportiva y fisioterapia en madrid
¿Hablamos?