Clínica rehabilitación experta en fisioterapia tercera edad
 

Ventajas de la fisioterapia de la tercera edad, técnicas y patologías más comunes

Ventajas de la fisioterapia de la tercera edad, técnicas y patologías más comunes

Este artículo va dirigido a aquellas personas de avanzada edad, donde se les explicará cómo poder aliviar sus dolencias de forma rápida y eficiente.

A medida que envejecemos es común que experimentemos dolores y malestares que antes no sentíamos. Afortunadamente, existen maneras de aliviar estos síntomas y mejorar la calidad de vida. En este artículo, te explicaremos cómo la fisioterapia puede ayudar a que nos sintamos mejor tanto física como anímicamente, permitiéndonos disfrutar plenamente de nuestras vidas sin importar la edad.

ventajas fisioterapia tercera edad

¿Qué es la fisioterapia orientada a la tercera edad?

Siendo una rama especializada de la fisioterapia, esta disciplina es fundamental para mantener el bienestar físico y mental en las personas de edad avanzada. Para poder lograrlo cuenta con un enfoque especializado en el tratamiento de dolencias y patologías comunes en esta etapa de la vida. Esta especialidad tiene como objetivo la mejora en la calidad de vida de los pacientes, centrándose en tratar los problemas de movilidad y mejorar los dolores que padecen.

Es un tratamiento eficaz que se enfoca en la prevención y rehabilitación de lesiones, y es realizada por fisioterapeutas especializados en tratamientos de problemas específicos de esta edad, como osteoporosis y artritis.

Patologías más comunes del envejecimiento

Con el pasar de los años nuestro cuerpo experimenta cambios que pueden aumentar la aparición de ciertas patologías. Entre los problemas más comunes que se experimentan encontramos:

  • Osteoporosis: esta enfermedad se caracteriza por la disminución en la densidad ósea, aumentando el riesgo de fracturas.
  • Artritis: se trata de una enfermedad articular inflamatoria que causa dolor y limitación en la movilidad.
  • Artrosis: esta patología se produce por el desgaste del cartílago articular.
  • Dolor lumbar: es uno de los dolores más comunes en personas mayores y se produce en la parte baja de la espalda.

Afortunadamente, estas patologías son tratables con la realización de fisioterapia. Por lo tanto, si presentas alguna de ellas es importante buscar profesionales que puedan realizar un tratamiento adecuado.

¿Cómo funciona la fisioterapia de la tercera edad o fisioterapia geriátrica?

Para lograr mejorar la calidad de vida en las personas mayores, los fisioterapeutas diseñan programas de ejercicios adaptados a las necesidades y limitaciones de cada paciente, teniendo en cuenta su estado físico y las patologías que padecen.

Estos programas pueden incluir ejercicios de flexibilidad, fortalecimiento muscular, equilibrio y coordinación ayudando a mejorar la movilidad, la postura y la estabilidad. También se pueden incluir técnicas manuales como masajes y estiramientos con el fin de reducir la inflamación, aliviar el dolor y mejorar la circulación sanguínea.

fisioterapia tercera edad patologias tratamiento

Ventajas de la fisioterapia de la tercera edad o geriátrica

Las personas mayores que buscan mejorar la calidad de su vida y mantenerse activos físicamente, pueden encontrar muchísimas ventajas en la realización de fisioterapia. Entre ellas podemos encontrar:

  • Mejora en la movilidad: los programas de ejercicios y las terapias manuales que se realizan en cada paciente logran mantener y mejorar la capacidad de movilidad, permitiéndoles realizar las actividades diarias con una mayor facilidad.
  • Reducción de dolor: los profesionales pueden reducir el dolor y la inflamación mediante técnicas manuales y equipos especializados logrando mejorar la calidad de vida.
  • Prevención de lesiones: la realización de este tipo de terapia puede ayudar a prevenir lesiones gracias a la mejora en el equilibrio, coordinación y fuerza muscular que logra.
  • Mejora de la calidad de vida: el alivio del dolor y la mejora en la movilidad que se logra puede tener un impacto positivo en el estado de ánimo de los pacientes.

Prevención, diagnóstico y rehabilitación en la fisioterapia geriátrica

La prevención, el diagnóstico y la rehabilitación son los tres pilares fundamentales de la fisioterapia. La prevención es fundamental para evitar la aparición de patologías comunes, por lo que los fisioterapeutas diseñan programas especiales para cada uno de sus pacientes con el objetivo de mantener la fuerza, flexibilidad y equilibrio.

El diagnóstico es clave para garantizar un tratamiento adecuado, ya que mediante la evaluación física detallada del paciente se logra diseñar una rutina personalizada.

Por último, la rehabilitación ayuda a recuperar la capacidad física y funcional en pacientes con

patologías o lesiones, permitiéndoles mejorar su calidad de vida y ayudándoles a tener una mayor independencia y bienestar en su vida diaria.

Alivio del dolor crónico con la fisioterapia geriátrica

El dolor crónico puede ser una de las condiciones más debilitantes y dolorosas que experimenta una persona en su vida. En muchos casos puede afectar significativamente la calidad de vida, y a menudo limita la capacidad de realizar actividades cotidianas. Este dolor puede ser causado por una gran variedad de afecciones, desde artritis hasta enfermedades degenerativas del disco, pudiendo tener un impacto negativo en el bienestar emocional y físico de las personas mayores.

La fisioterapia geriátrica puede ser una forma efectiva de reducir el dolor. Esto se logra a través de los diversos ejercicios y terapias manuales que se realizan cambiando positivamente la vida de los pacientes.

Técnicas utilizadas en la fisioterapia de la tercera edad o geriátrica

Hay una amplia variedad de técnicas que se pueden incluir para realizar un tratamiento adecuado. Dependiendo de las patologías y lesiones que tenga cada paciente los fisioterapeutas pueden incluir técnicas como:

  • Hidroterapia: se realizan ejercicios en el agua para mejorar la movilidad, el equilibrio y la resistencia.
  • Electroterapia: se utilizan corrientes eléctricas para estimular los músculos y los nervios con el fin de reducir el dolor, mejorar la movilidad y fortalecer los músculos.
  • Terapia manual: este tipo de terapia incluye una variedad de técnicas manuales como masajes para reducir el dolor y mejorar la circulación linfática y sanguínea.
  • Entrenamiento de equilibrio: está técnica es esencial para prevenir las caídas y se puede lograr mediante ejercicios como caminar en línea recta.
  • Estiramientos: son importantes para prevenir la falta de movilidad que causa dolores y limitaciones en la vida diaria.

fisioterapia personas mayores madrid

Si te encuentras experimentando alguna patología que limita tu vida o simplemente quieres prevenir futuras complicaciones, no dudes en consultar los tratamientos de fisioterapia que ofrecemos en nuestra clínica. Nuestros profesionales podrán ayudarte a diseñar un programa que se adapte a ti mejorando la calidad de tu vida.

No hay comentarios

Escribe un comentario

1º consulta gratuita